07 junio 2010

Tarta de cuajadas


He dado por hecho que las cuajadas eran conocidas por todos, pero cómo he visto que no es así, dejo una pequeña explicación de lo que yo conozco:

La cuajada es un postre típico de la zona del País Vasco y Navarra, aunque también las he comido en Asturias y Cantabria. Pienso que tomar de postre una cuajada fresquita es la mejor y la más digestiva manera de acabar una buena comida. Para elaborar este postre hay que templar leche (de vaca, oveja o cabra) hasta unos 35º aproximadamente y añadirle unas cucharaditas de cuajo (es un fermento procedente de la mucosa del estómago de los mamíferos en periodo de lactancia), para coagularla.
En la práctica he intentado hacerlas con leche denominada "del día" o fresca (que no se haya esterilizado por el procedimiento UHT), siguiendo las instrucciones del fabricante del cuajo (se compra en farmacias y grandes superficies), pero no han quedado con la textura adecuada. Tengo que repetir el proceso a ver si consigo que queden bien. Mientras tanto las compro hechas, que es lo más cómodo.
Otra manera de obtener las cuajadas caseras es con los sobres de Cuajada Royal, pero aviso que su sabor no tiene nada que ver con las naturales, aunque su textura sea similar. Bueno, que cada uno tome la opción que desee.

Para esta tarta utilicé la mitad de las cantidades porque no disponía de las seis cuajadas (así tuve menos remordimientos de conciencia....;-) Marijo, no te lo crees ni tú), pero dejo la receta original. La próxima vez no añadiré todo el azúcar que indica porque con esa cantidad, para mi gusto, quedó demasiado dulce. El horno lo puse a 180º durante unos 30 minutos aproximadamente. 


Ingredientes
-6 cuajadas
-200 g de azúcar
-100 g de mantequilla
-100 g de harina
-2 huevos
-ralladura de un limón
-una cucharadita de canela
Elaboración
Batir los huevos. Agregar el azúcar y seguir batiendo. Añadir las cuajadas y la mantequilla a punto de pomada batiendo hasta unir bien. Añadir la harina poco a poco, mezclándola con movimientos envolventes.
Añadir la ralladura junto con la canela. Mezclar bien. Verter la masa en un molde enmantequillado e introducirlo en el horno precalentado a 200º durante, aproximadamente, 45 minutos. Dejar enfriar y desmoldar. Darle nuevamente la vuelta para que la parte tostada quede hacia arriba.
Decorar con azúcar glasé, o frutas rojas y menta.

Fuente: Postres Ultzama


21 comentarios:

Onega dijo...

pues seguro que está bien rica, a mí este tipo de tartas me gusta mucho, aunque yo, conociéndome habría puesto las 6 y alguna más para que me salga bien grande. Pero veo que el resultado es bien bueno.
un beso

kanela y Limón dijo...

Ummm que rica!! Me encantan las tartas con esa textura, tiene un aspecto fantástico. Me llevo la receta.
Un besiño.

Dely dijo...

Que pintaza tiene, me quedo ese cachito que ya tienes cortado, me encantan las tartas de cuajada y esta se ve deliciosa.
Un besín.

Angie dijo...

No sé que son cuajadas pero se ve delicioso, felicidades!

Blo dijo...

Marijo, que son las cuajadas? No sè pero a mi ese postre me dice: comemeeeee comemeee
Es que me encantan los postres de cuchara, sobre todo los que llevan quesito y ese me late que lleva, verdad? (seràn eso las cuajadas?)

Marijo dijo...

Onega, a mí también me gustan estas tartas con sabor a queso y canela. Tienes razón: la próxima vez la haré más grande, que para eso soy de Bilbao, jejeje.
Besos

Marijo dijo...

Kaneli, sgracias; si te gustan las quesadas, esta tarta te gustará. Ya me contarás el resultado.
Besos

Marijo dijo...

Dely, estás invitada y gracias.
Besos

Marijo dijo...

Angie, si vuelves a ver la receta, verás que he añadido un pequeño texto. Espero que me haya explicado bien, si no es así, no dudes en preguntarme. Gracias.
Besos

Marijo dijo...

Blo, he añadido un texto al post. Espero que esté bien explicado, pero si tienes dudas, preguntamé con toda confianza.
Besos

Chelo dijo...

Esta tarta está diciendo cómeme o decía :))) porque seguro que ya no queda ni una miguita.
Un abrazo.
P.D. Yo sí que sé lo que es cuajada y con miel me encanta.

Patricia dijo...

¡Qué buenas son las tartas de cuajada!, además son facilitas de hacer.
Muxus

Marijo dijo...

Chelo, ya sabes que para la próxima estás invitada. Con miel están muy ricas. Cómo más me gustan, las auténticas caseras, son servidas en un plato hondo y espolvoreadas con azúcar.
Besos

Marijo dijo...

Patricia, tienes razón. Son fáciles de elaborar y el resultado es muy bueno.
Muxus

Ana Powell dijo...

Muy bonita y bien deliciosa ♥

Marijo dijo...

Ana, gracias. Es parecida a las quesadas, no sé si las conoces. De todos modos, si te gustan las tartas de queso, ésta te gustará.
Besos

Angie dijo...

Un postre delicioso, Marijo. Y respeecto a tu queja anterior... tienes toda la razón del mundo, a mí también me ha pasado y es indignante, pero me temo que poco podemos hacer. Un besito!

nieves dijo...

De cuajada... ¡¡qué rico!! Me llevo la receta para ponerla en práctica :-)

Un besín.

Marijo dijo...

Angie, parece que es difícil acabar con este problema, pero no hay que perder las esperanzas. Tenemos el apoyo de todos los compañeros.
Un abrazo

MARISOL dijo...

Yo todas las recetas dulces las hago siempre completas y a veces hasta doblo ingredientes, ajja.

Muyyyyyyyyyyyyy rica.

besos guapa.

Marijo dijo...

Marisol, ¿doble cantidad?, bueno, eso indica que...........¡te gusta compartir con los demás!, jeje.
Besos y gracias a tí